Alonso Noriega | Reseñas 11/09/17

El principio del fin: Aquí los momentos clave del final de temporada de 'Game Of Thrones'

Fuego y sangre: El dragón y el lobo finalmente se han unido. El final de la séptima temporada de Game of Thrones, uno de los capítulos más largos en la historia de la serie, también fue uno de los más impactantes y consistentes que hayamos visto este año. Por fin, los cabos sueltos que nos quitaban el sueño fueron atados por una manada de lobos que unificaron aún más el reino del Norte.

Falta muchísimo tiempo para la octava temporada y sí, nos duele igual que a ti. Si te lo perdiste o quieres comparar tus sentimientos encontrados con los nuestros, aquí abajo dejamos lo que, a nuestro parecer, fueron los puntos claves de este final de temporada. 

EL LOBO SOLITARIO MUERE, LA MANADA SOBREVIVE

En Winterfell—con uno de los mejores miembros de este "juego de tronos"—Lord Petyr Baelish, envenenó la mente de Sansa Stark, esta vez con un objetivo mayor: sentenciar a muerte a su hermana menor, Arya. Luego de que perdimos la fe en el sentido común de la Dama de Winterfell, es notorio que Littlefinger quiere ser amo y señor del Norte.

LA GUERRA CONTRA LA MUERTE

Mientras el Norte sufría de las manipulaciones del Lord protector del Valle, en King's Landing una esperada reunión de amnistía se llevó acabo: El Rey del Norte, la Madre de dragones y la Reina Cersei Lannister se vieron finalmente las jetas, esto con el objetivo de conformar una tregua con la "protectora" de los Siete Reinos para enfrentar al enemigo en común. ¿O creías que iban a poder en solitario contra un ejército de cientos de miles caminantes blancos liderados por el Rey Nocturno? Qué me meyo. 

Una vez en Dragon Pit, Sandor Clegane confrontó a su resucitado hermano Gregor, quien es el escolta real de Cersei. Además de esto, una vez que la Reina repartió insultos en contra de su hermano Tyrion y sus enemigos, la verdad fue revelada: "El Sabueso" liberó frente a todos un muerto viviente procedente de las tierras más allá de la muralla.

Asustadísimo, Euron Greyjoy huye del terror que los aliados llevaron para convencer a la monarca de unir fuerzas. Conociendo la verdad, ella decide unírseles sólo si el Rey del Norte, Jon Snow, se arrodilla ante ella. Sorprendiendo a todos, Jon da su brazo a torcer, lo que enfurece a la heredera Lannister y decide retirarse junto con su apoyo a la causa. 

EN LA BOCA DEL LEÓN

Para convencer a su hermana de luchar en el Norte contra el ejército de la muerte, Tyrion Lannister decide enfrentarse a la persona que más lo odia en el mundo. Encerrados en su habitación, Cersei le reclama al enano la muerte de su padre e hijos, en una de las escenas más consistentes en la temporada. Muchos fans se han quejado que este desarrollo de personajes quedó en segundo plano cuando la producción se enfocó en la acción y los dragones. Aquí, en medio de las cuatro paredes, vemos finalmente como inicia la destrucción de la familia Lannister a través del odio de Cersei, la "traición" de Tyrion y la lealtad a sus juramentos a Jaime.

En la espera al veredicto de la Reina, Daenerys y Jon Snow mantienen un encuentro en el que ella agradece su lealtad, pero hubiera preferido que Jon mintiera para poder tener una ventaja sobre el enemigo. Snow cuestiona estas decisiones, haciendo honor a su educación a través de las enseñanzas de Ned Stark, su padre... ¿o no?

Finalmente la familia Lannister decide participar en la guerra contra el Rey Nocturno. Cuando las alianzas son forjadas, Daenerys y Jon regresan a Dragonstone para planear el ataque a los muertos. Ahí, ambos deciden viajar a Winterfell para unir sus fuerzas y declarar oficialmente la unión de su poder. Sin embargo, algo que no esperan es que Cersei mintió, haciéndoles creer que su ejército llegará a Norte para apoyarlos. Gracias a esto, un iracundo Jaime Lannister abandona su puesto y su amor por la Reina y huye de la Fortaleza Roja, ahora como un forajido.

HIELO Y FUEGO

El momento más impactante fue la revelación en Winterfell sobre el linaje de Jon Snow. Sam Tarly llega inesperadamente al Norte para apoyar a Jon en la pelea por la vida. Ahí, el Cuervo de tres ojos comparte sus visiones sobre el verdadero origen de Jon. Bran le revela a Sam que su mejor amigo es, en realidad, hijo bastardo de Rhaegar Targaryen con Lyana Stark, aunque poco después Sam refuta esto diciéndole que en su estadía en Oldtown encontró que el Príncipe Targaryen anuló su matrimonio previo para unirse en cuerpo y alma a la hermana de Ned Stark, por lo que Aegon Targaryen (verdadero nombre de Jon) es el legítimo rey de los Siete Reinos.

Esto nos es revelado mientras, en su barco rumbo al Norte, Jon y Daenerys consuman su amor teniendo sexo incestuoso. ¡Finalmente sucedió! La química que existía entre tía y sobrino Targaryen finalmente ha dado frutos. Recordemos que esta práctica es parte de la tradición de la familia del dragón para mantener su sangre pura. Ellos no saben que están relacionados, lo que sí es un hecho es que el fuego y el hielo finalmente se han unido en una canción que terminará con el mayor enfrentamiento nunca antes visto en Westeros: un dragón de hielo destruyendo el Muro, abriéndose paso junto con un gran ejército, al mundo de los vivos.

Comenta esta nota