Anaid Ramírez | Reseñas 19/01/18

Reseña 'La fiesta de la vida': Un film para reírte a carcajadas

SINOPSIS

Una boda está por realizarse en un palacio francés del siglo XVII. Pero no es la celebración lo que interesa de este evento, sino el “detrás de cámaras”, todo lo que atraviesa el wedding planner para lograr la fiesta… ¿perfecta?

¿Creías que Bridezilla era el único personaje alrededor de una boda que entra en crisis? Los directores Olivier Nakache y Eric Toledano —los mismos realizadores de Amigos (Intouchables)— están seguros de que no es así y van a demostrártelo con La fiesta de la vida (C’est la vie, su título original), cinta nominada a los Premios Goya como Mejor película europea.

El filme te permite seguir a un wedding planner, Max Angély (Jean-Pierre Bacri), a lo largo de un día de trabajo. Parece una premisa sencilla, pero ya verás todo lo que pueden ofrecerte las crisis laborales y emocionales.

Planteada como un relato coral, La fiesta de la vida tiene la posibilidad de provocarte desde un ataque de risa —evita entrar a la sala con refresco, no queremos que te ahogues—, hasta sutiles reflexiones acerca de la vida en pareja y la migración, por dar apenas un par de ejemplos. Sumado a eso, el filme se da el lujo de burlarse de algunos estigmas y romperlos con toda la gracia y elegancia, como que aquí no hay Bridezilla, sino Groomzilla.

Puedes ir con la tranquilidad de que en esta cinta no se abusa de la comedia de pastelazo. Como guionistas, Nakache y Toledado apuestan por ganarse tu carcajada por medio de ágiles diálogos, situaciones llenas de ironía y el “intercambio” de roles. Ves reflejado esto en los cuestionamientos ambiguos que lanza le líder del grupo, los cuales provocan cualquier respuesta menos la que Max desearía recibir; la relación amor-odio entre algunos
integrantes; o el fotógrafo máster que tiene mucho que aprender de su joven practicante.

Pese a que cinematográficamente los directores no corren mayor riesgo, con escenas toma por toma y uno que otro plano de secuencia breve —estos últimos para denotar un momento de estrés para Max y su equipo—, el largometraje no te suelta gracias a que corre a un ritmo constante y ágil. Además, su selección musical contribuye a la causa del entretenimiento. Y sí, como buena película de Nakache y Toledano, puedes esperar una que otra canción setentera.

VEREDICTO
Para reírte a carcajadas. De un personaje común, Olivier Nakache y Eric Toledano, trazan en esta película un gran celebración de la vida, sus altibajos y aprendizajes, con mucho humor e ironía.

Puedes ver el tráiler aquí abajo: 

Comenta esta nota