'Ozark': va a ser sin duda tu nueva obsesión

César Hernández | Reseñas 10/08/17

'Ozark': va a ser sin duda tu nueva obsesión

SINOPSIS

Marty Byrde es un taciturno asesor financiero que se encuentra en una terrible encrucijada gracias a malos manejos de parte de su socio. Marty tiene ahora que lavar dinero del segundo más importante cartel del narcotráfico mexicano, empezando de cero en Orzark Missouri mientras su familia también empieza a desmoronarse.

El veterano Jason Bateman (inició en la actuación a los once) presenta su segunda colaboración con Netflix, después de la última temporada de su comedia Arrested Development que le hizo ganar múltiples premios; Orzark es una oscura historia acerca de Marty Byrde, un gris financiero que tiene que lavar dinero para ni más ni menos que el segundo cartel mexicano más importante mientras lidia con una traición de su socio, la infidelidad de su esposa y el completo descontrol de su familia en el lugar más insospechado: Orzark Missouri.

Bateman no sólo es el protagonista, él produce y dirige. Para Orzark creó un tono que permea desde los diálogos hasta el manejo de la luz. Todo es triste en Orzark, la luz tiene un tono azulado que refuerza la incomodidad de los personajes que viven tensiones que no concluyen sino que se traslapan o escalan pero en ese mismo ritmo contenido de la propia voz de Marty que nunca termina de explotar.

El tema nos recuerda un poco a Breaking Bad pero tipo Jarmush, los eventos más terribles se suceden en medio de una tensa calma, calma con la que Marty Byrde resuelve las cosas incluso cuando su vida corre peligro.

Justo como con las historias de Jarmush, en esta se mantiene un sentimiento de opresión que, por lo menos en el primer episodio, nos conduce a un final profundamente emotivo, bien pensado y musicalizado por Radiohead, lo que sirve para hacer el hueco del corazón aún más profundo.

La serie hace de lo emotivo un ambiente; cada acción, diálogo y situación está envuelto por ese halo azul de melancolía.

Es especialmente atractivo el temple del protagonista, frágil pero irreductible. Como si finalmente Michael Bluth se hubiera pasado al lado oscuro y su bondad se transformó en indolencia y su tenacidad en un genio criminal alimentado por una astucia y practicidad digna del demonio.

Ozark va a ser, sin duda, nuestra nueva obsesión; ¿Marty finalmente explotará ante todo lo que le pasa? ¿Su familia finalmente cerrará filas para apoyarlo? Disfrutemos juntos del morbo de ver al consentido Bateman ser colocado en las peores situaciones

VEREDICTO

Orzark tiene algo para todos y su estilo preciosista de producción, dirección y guion sin duda serán un aliciente en lo que esperamos que algo peor suceda.

Comenta esta nota