Suscríbete
Este Mes:
vez*
'Transformers: The Last Knight': Lo que puedes esperar de la película

Ian Freer | Reseñas 26/07/17

'Transformers: The Last Knight': Lo que puedes esperar de la película

Lo creas o no, la franquicia de Transformers, acaba de cumplir 10 años. Dicho esto, durante su primera hora, hay algo humano, rescatable y —ligeramente—agradable de la idea original de Michael Bay, un tipo (Shia LaBeouf) que ama a su carro (Bumblebee) y quiere ser novio de la chica inalcanzable (Megan Fox). Pero en esta quinta vuelta, han decidido evadir la idea simple y agradable que tenía Bay. Como en Revenge of The FallenDark of The Moon y Age of ExtinctionThe Last Knight está atascada en la historia del pasado, carece de evolución en sus personajes y todavía no ha encontrado la manera de hacer de los robots algo interesante.

El proyecto que emergió del cuarto de escritores de Transformers: The Last Knight comienza bien en los años oscuros. Después de que unas bolas de fuego aparecen sobre la montaña de Paramount, Bay plantea una batalla muy al estilo del Rey Arturo que es mucho más emocionante que la de Guy Ritchie. Hay con fundíbulos, caballeros volando y un dragón mecánico con tres cabezas que arrasa con el campo de batalla. Este prólogo da lugar a McGuffin, un talismán que otorga todo el poder sobre el universo. Obviamente, el objeto preciado acaba en las manos del inventor Cade Yeager (Mark Wahlberg), quien salvó a Izabella (Moner), un personaje similar a Rey de The Force Awakens, quien se esconde en un terreno lleno de chatarra.

La trama, como puedes imaginarte, cuenta con varias escenas en las que se está en busca del talismán. Está la fuerza para militar TRF, Decepticons y Optimus Prime, que van con todo después de una visita a Cybertron. También está Anthony Hopkins haciéndola del lunático Earl Sir Edmond Burton, un protector de las tradiciones de Transformers, quien lleva a Cade y a Bumblebee a Inglaterra (como puedes notarlo, aquí ya se olvidaron de Izabella). Ahí, Cade conoce Laura Haddock, quien la hace de una profesora de Oxford llamada Vivian Wembley que resulta ser la descendiente de una sociedad de luminarias que han trabajado durante décadas para mantener en secreto la presencia de los Transformers en la Tierra. Hay otros miembros incluidos en este paquete: Shakespeare, Mozart, Einstein y Sam Witwicky (para ilustrarlo hay una toma graciosa en donde aparece LaBeouf).

Si Transformers fuera un juego de Bingo, podrías tachar el porno militar, las explosiones que revientan los oídos, Josh Duhamel como Colonel Thingamy, algún otro personaje dimensional, bromas espantosas, John Torturro como el Agente Whatsisname, atardeceres y tomas de acción retacadas de efectos especiales. 

Creemos que este es el fin de Bay (por lo menos como director) de la serie. Muy pocos directores trabajan tanto para poder entretener. Él lanzó la persecución de un dron, otra de carros (en Oxford y Londrés) y submarinos que también están involucrados con submarinos de acción, antes de que comience el climax. Es sorprendente cómo una serie con tanta buena nostalgia, finura técnica y talento detrás de escenas, a menudo no logra llenar las expectativas de los fans. Bay tiene muchos talentos, pero crear buenas películas de verano definitivamente no es su fuerte. 

VEREDICTO 
La determinación genuina de Bay para entregarnos una buena película no siempre da buenos resultados. Sobre todo para los fans que crecieron con ese personaje de Optimus Prime que no estaba tan manoseado.   

Relacionado

Recomendamos

Comenta esta nota