'Life': parte 'Alien' y parte 'Gravity'

Jonathan Pile | Reseñas 22/06/17

'Life': parte 'Alien' y parte 'Gravity'

La tripulación de la Estación Espacial Internacional recibe una muestra de tierra de Marte y descubren…hay vida en el planeta rojo —un inofensivo organismo unicelular. Al menos, así es como empieza porque pronto empieza a crecer y se vuelve homicida.

"La criatura es puro músculo, cerebro y ojo", anuncia la doctora Miranda North, interpretada por Rebecca Ferguson sobre el minúsculo extraterrestre que encontró su tripulación, maravillándose de lo bien que está equipado biológicamente. Pronto se hace más que evidente lo bien aquillada que está, y a costa de todos. Cuando empieza la cinta hay siete tripulantes —seis humanos y una rata llamada Pluto. No es spoiler decir que no todos sobreviven.

Hay muchas cosas que resultan familiares sobre la película de terror sci-fi 'Life'. La órbita baja de la ISS y las maniobras en gravedad 0 de la tripulación nos recuerdan a 'Gravity' de Alfonso Cuarón. Pero a siete semanas antes del estreno de la nueva película de 'Alien', es muy claro que a la cinta que más le debe es a la original de 1979 —la ISS sustituyendo al Nostromo y el calamar espacial gelatinoso tomando el lugar del Xenomorfo. Ese calamar, llamado "Calvin", empieza como un organismo unicelular, pero rápidamente empieza a crecer y de pronto se vuelve hostil con la tripulación. La misión cambia después del primer ataque: ya no es una criatura para estudiar, ahora debe ser aislada y destruida. Se escucha fácil pero es inmune al fuego, capaz de sobrevivir al vacío del espacio y a cada momento se vuelve más fuerte. Puede que estén cazando a Calvin, pero Calvin también los está cazando a ellos.

Donde se nota la diferencia con 'Alien' es en el montaje. Un par de tomas de la sonda de Marte flotando por el espacio, una toma de seguimiento (de seis minutos 36 segundos con cortes escondidos) de la tripulación tratando de atraparla después de que se sale de curso y eso es todo —el organismo ya está a bordo. A Ridley Scott le tomó más de 50 minutos presentar a toda la tripulación antes de que el alien saliera del pecho de John Hurt, aquí se suelta el monstruo antes de la primer media hora. Esto significa que los personajes no están muy bien desarrollados. La que más sale afectada es la comandante Dihovichnaya (Katerina Golovkin). De todos los miembros de la tripulación sólo Pluto tiene menos profundidad que ella. Y aún así es por un margen muy pequeño.

Aquí es donde ayuda tener rostros familiares. En particular el de Ryan Reynolds, quien no necesita hacer nada más que ponerse el traje de astronauta y repetir el papel que todos le conocemos. No es sutil, pero es bienvenido porque por lo menos podemos agarrarnos de eso. Mientras tanto, Gyllenhaal mantiene su estilo de raro, pero le baja varios niveles más en su interpretación de David Jordan que en la de Lou en 'Nightcrawler'.

Pero 'Life' luce más cuando Calvin está en escena. Desde la sensación de maravilla cuando empieza a crecer, a sus movimientos de araña después de escapar y andar por la nave hasta su forma final, es un monstruo diseñado de manera memorable que se siente como una amenaza en muchos niveles. Ya sea rompiendo huesos, forzándose en la garganta de alguien o digiriendo algo en segundos (todo visible a través de su piel transparente) todo es algo muy perturbador. Le da al director Daniel Espinosa de llevar a cabo piezas de terror corporal con un giro diferente gracias a la falta de gravedad. Ya lo hemos visto antes, pero tiene el suficiente sabor en la acción que lo podemos pasar por alto.

Parte 'Alien' y parte 'Gravity', pero no tan buena como cualquiera de las dos. Pero 'Life' se desarrolla a buen ritmo y tiene suficiente acción para hacer que funcione.

Comenta esta nota