Obra maestra EMPIRE: 'Güeros'

Publicado el día 01 de Noviembre del 2017, Por Anaid Ramírez

Entre los rincones más grises de la CDMX y una huelga universitaria, Alonso Ruizpalacios rinde homenaje a la nouvelle vague y a los grandes compositores mexicanos.

Los protagonistas de Güeros se refirieron a Epigmenio Cruz como el músico que “una vez hizo llorar a Bob Dylan” y el que “pudo salvar al rock nacional”. No fue más que un personaje secundario dentro de esta ficción pero fue el detonante para que Fede “Sombra” (Tenoch Huerta), Tomás (Sebastián Aguirre) y Santos (Leonardo Ortizgris) comenzaran un roadtrip que no perdonó ningún rincón de la Ciudad de México.

Los personajes de la ópera prima de Alonso Ruizpalacios fueron desde las barrancas de Santa Fe, hasta la periferia oriente, en Texcoco. La travesía le alcanzó al director para hablar de la violencia doméstica y hasta de una huelga en la Máxima Casa de Estudios —con referencias muy directas a la de 1999— desde un ángulo en apariencia pasivo pero muy provocativo. “Es la perspectiva de quienes se tomaron la huelga como una vacación”, aclaró el cineasta cuando presentó la película en el Festival Internacional de Cine de Morelia.

Tomar el movimiento como telón de fondo y mostrar a sus protagonistas como unos “esquiroles”, provocó debates intensos entre cinéfilos y preguntas inquisitivas hacia el realizador. Incluso se rumora que uno de sus protagonistas, Tenoch Huerta, inicialmente se había negado a participar por el perfil de su rol. Al final aceptó el proyecto y defendió la cinta diciendo que era una historia acerca de los personajes y no del contexto —menos mal que dio el sí, Güeros fue un impulso para su carrera—.