Por qué sí necesitamos más películas de Rápidos y furiosos

Publicado el día 05 de Octubre del 2017, Por Gio Franzoni

Para empezar, porque amamos a Vin Diesel.

Aqui va un banner...

A diferencia de otras franquicias que para la tercera película terminan de decepcionar a los fans, Rápidos y Furiosos es una saga que hasta el momento ha mantenido a los amantes de la acción siempre esperando más. Hasta el momento van ocho películas, la última estrenada a principios de este año pero la cosa no acaba ahí: también se anunció que, hasta el momento, tienen planeadas dos films más. 

El día de ayer se dio a conocer la noticia de que la película número nueve de la saga no saldrá en 2019, si no hasta 2020 pero que sí, este nuevo largometraje es un hecho. Universal decidió ponerle freno a la historia porque hasta el momento no cuentan con director. Es más, ni siquiera saben muy bien de qué irá esta parte de la historia. Sobre el film número diez, están prometiendo estrenarlo para 2021. Asumimos que esto se debe a que van a grabarlas juntas o mínimo van a dejar de dormir medio año. 

A pesar de que son muchas las críticas que se han hecho sobre si en verdad se necesita más de esta adrenalina automovilística—algunos piensan que Universal ya extendió demasiado la liga—, con cada nuevo estreno, Rapidos y Furiosos demuestra que, efectivamente, la gente quiere más carros en llamas y a Vin Diesel siendo un badass. 

Tal vez sí, la trama se ha ido reciclando durante los últimos años, pero creemos que a diferencia de lo que a veces se dice, los fans de la saga sí necesitan más de Rapidos y Furiosos pues los ingredientes secretos que incluyen sus películas, son los que las hacen todo un éxito. Aquí el por qué: 

Todas las películas tienen la dosis exacta de acción