Oscar Uriel | Features 3/10/17

"Me aterraban los payasos cuando era niño": Hablamos con Bill Skarsgård, Pennywise en 'IT'

No estamos seguros del todo si It es la novela más popular de obra total de Stephen King pero sí podemos afirmar que ese preciso libro nos regala a su villano más reconocido.

“Simplemente fui invitado a la audición. Ese fue el principio de todo esto. Debo confesarte que ha sido la entrevista de trabajo más emocionante que he tenido. Fue algo extraño porque, de acuerdo a mi edad, los personajes que se me ofrecen son jóvenes enamorados o protagonistas de historias de acción. Esta fue una invitación muy particular porque se trataba de una audición para un rol completamente separado de tu personalidad en donde habría la oportunidad de probar todo tipo de cosas, hacer prácticamente cualquier locura. Esto es inusual en Hollywood” declara en entrevista exclusiva Bill Skarsgård, joven intérprete que ganó el mítico personaje de Pennywise de entre un grupo selecto de actores quienes se disputaban el rol.

Y es que no es para menos. Simplemente resulta imposible olvidar la imagen de Tim Curry como el siniestro bufón que llega a aterrorizar a siete niños en particular a un poblado de Maine en esa producción televisiva de la década de los noventa. El personaje está diseñado para transformar a quien lo caracterice.

Los productores de esta versión contemporánea de It se mostraron siempre vacilantes sobre qué tipo de intérprete buscarían para esta misión. En un principio se manejaron nombres como el de Johnny Deep o Tilda Swinton pero ninguno de estos se concretó al final. De acuerdo a reportes no oficiales, el fallo finalmente quedó entre el experimentado actor australiano Hugo Weaving y el mismo Skarsgård quien habría realizado una brillante audición ante el director Andy Muschietti y los productores.

“Yo no empecé a rodar sino hasta mes y medio después de que habían arrancado las grabaciones por lo que el reparto infantil ya estaba bien integrado cuando yo llegué al set. Ya se había filmado más de la mitad de la historia y sólo restaban los encuentros de Pennywise con los niños. Fue un proceso atípico pero muy interesante” agrega el joven actor.

De acuerdo a reportes no oficiales, los productores no estaban seguros del todo de la contratación de Bill como el villano del relato por lo que lo sometieron a un proceso de ensayos y preparación previa al rodaje.

Paradójicamente, Bill forma parte de una reconocida estirpe de actores suecos. Su padre es el laureado Stella Skarsgård mientras que su hermano es Alexander Skarsgård, popular por interpretar a Tarzán y por sus intervenciones en televisión en True Blodd y Big Little Lies.Al igual que Alexander, Bill parece estar más interesado en el oficio de la actuación que en la maquinaria publicitaria de Hollywood. El más joven de los actores Skarsgård es tan relajado que continuamente fue fotografiado en caracterización de payaso portando un envase de café Starbucks en la mano. Pennywise con su latte venti deslactosado.

“Todo el proceso de maquillaje nos tomaba dos horas y media por lo que los llamados siempre fueron temprano. Después se necesitaba de una hora completa para quitarme la caracterización.” Añade el actor al recodar el procedimiento de transformación en el enigmático personaje. “Hay algo siniestro en la imagen perse de un payaso puesto que están diseñados para llamar la atención de los niños. Sus facciones son exageradas y poseen todo tipo de artefactos para captar el interés de los pequeños como son los globos”, declara el actor quien también confiesa que en su proceso de indagación para el rol, estudió con cuidado la personalidad de John Wayne Gacy, el infame asesino serial que tenía una obsesión particular por los bufones. “Por supuesto que me aterraban los payasos cuando era niño pero también temía a la oscuridad y a los armarios.

Stephen King es un autor que ha sabido utilizar nuestros temores para crear la más efectiva ficción de horror. Creo que la premisa más recurrente de sus historias es la de exponer a personajes infantiles frente al horror en una situación donde los padres no pueden hacer nada. No hay nada más terrible que esa situación” finaliza el joven actor.

Comenta esta nota