Redacción Empire | Features 15/09/17

"Me recuerdan al miedo real": Por el estreno de 'IT', hablamos con personas que tienen miedo a los payasos

El miedo a los payasos ha estado presente desde hace mucho antes de IT; pónganse a ver, ¿a quién no le da miedo imaginarse a uno frente a tu cama a las tres de la madrugada? No sabemos si es el maquillaje, o la nostalgia rara que sientes cuando ves cómo "sonríen" con su boca roja.

Es algo bien raro que no sabemos cómo diablos ha durado tanto tiempo en el imaginario popular. Y, lo más cabrón; es que la gente los contrata para las fiestas de morritos. Sí, algo que le da miedo a los grandes, adultos y jóvenes; pues la cultura popular decidió que era buena idea asociarlo con fiestas de cumpleaños de niños.

La coulrofobia, es el miedo irracional a los payasos y también a los mimos. Directores de cine, autores, artistas, han asociado la figura del payaso con la del terror. Quizás llevar una máscara hace todo esto más fácil —relacionarlo con terror—.

Ayer, 14 de septiembre; se estrenó en México IT, y para celebrarlo, le preguntamos a algunas personas sobre su miedo hacia los payasos. Ya saben, en honor a Pennywise y eso.

Daniela, 27 años.

Nunca entendí por qué mis padres me llevaban a ver payasos de morra; pero siempre lloraba y formaba un show debido a la nariz de ellos. Incluso, hoy en día, ver la nariz redonda y roja me da ansiedad y me incomoda. Es como si asociara lo redondo de su nariz con cada lágrima y berrinche que hice de niña, es algo bien raro pero jamás he podido superarlo.

Los payasos me recuerdan al miedo real, a que con su risa y felicidad falsa me van a hacer daño. 

Álvaro, 31 años.

En mi caso, la vestimenta es lo que más problema me causa. Se viste como si fueran niños grandes, con colores muy llamativos y, es algo bien psicodélico y nostálgico para mí. Me los imagino brincando, como si fuesen una especie de Barney; pero venidos del infierno. Siento que son la reencarnación del mal en la tierra, y para mí significan todo lo que está mal con el mundo. Ni hablar de cuando se ponen a hacer animalitos con globos; en serio siento que son una especie de entidad diabólica.

María, 24 años.

Detesto con toda mi alma a los payasos; es que ni siquiera puedo estar cerca de ellos. De niña; mis papás tuvieron la brillante idea de contratar a un payaso muy famoso para mi cumpleaños número nueve (lo recuerdo perfectamente); y creo que casi 15 años después; no he llorado tanto como ese día. Llore´, di golpes a todo, corrí; y mis papás lo que hacian era reírse. La neta es como si pensaran que ver llorar a una niña por un payaso es "tierno". Y bueno, quedé traumatizada y jamás, pero jamás veré IT. Esa película es exactamente la realización de mis peores pesadillas.

Laura, 23 años.

Como a mis nueve años; había un payaso que me encantaba, y entonces mis papás me llevaron a un circo en donde se iba a presentar. Apenas lo vi, sentí miedo real, era como si mi mayor héroe, apenas lo vi en persona, me llenó de inseguridad y me hizo sentir como si todo fuese una especie de sueño y no sabía qué era real y qué no. Incluso; años más tarde, con mi psicoanalista descubrimos muchas cosas debido a ese día. Es algo bien cabrón, pero la figura del payaso significó muchas cosas en mi infancia. Y hoy en día, es una fobia a la cual le tengo mucho respeto.

Comenta esta nota