Anaid Ramírez | Features 8/09/17

Te decimos qué ver del Tour de Cine Francés

El Tour de Cine Francés es un buen pretexto para ver buenas películas extranjeras e independientes durante mes y medio —del 8 de septiembre al 19 de octubre— que estará en nuestro país. Para celebrar su edición número 21, la muestra te regala siete películas francesas que te trasladarán a los paisajes, problemáticas e historias a través de la comedia, el romance y los dramones al estilo francés.

Para cuando necesites descargar la carcajada en la butaca, el tour te consentirá con Los Ex (Maurice Barthélémy) Una familia peculiar (Sophie Reine) —aunque tus ojos corren el riesgo de fuga en una escena—.

Si tienes ganas de un dramedy, pide boletos para ver Aún más bella (Anne-Gaëlle Daval); mientras que, si quieres sólo un drama que te haga llorar a moda, las opciones son El reencuentro (Martin Provost), El viñedo que nos une (Cédrik Klapisch) y Paso a paso (Mehdi Idir y Grand Corps Malade). Al drama se suma el thriller en Frantz (François Ozon), una cinta en blanco y negro que te encantará.

Recuerda que antes de cada película se presenta uno de los 25 cortometrajes mexicanos que acompañan esta muestra y que compitieron por el premio La Palmita, que desde hace 19 años entrega el Tour. El corto ganador de este año fue Poliangular, de Alexandra Castellanos.

Si quieres más de nuestras recomendaciones, mantente atento a esta nota, pues estaremos actualizándola con lo que deberías ver por día para que recibas tu dosis completa de cine. 

Día 1: Frantz de François Ozon

El director: François Ozon, uno de los directores predilectos del Tour. Seguro te hiciste su fan con La casa, Una nueva amiga y Joven y bella. 

La historia: Basada en la cinta de Ernst Lubitsch Broken Lullaby (1932), Ozon te traslada al término de la Primera Guerra Mundial, cuando las familias de los soldados caídos están en duelo. De esta manera aparece la germana Anna (Paula Beer), una joven que diariamente visita a su prometido Frantz (Anton von Lucke) en el panteón, pues falleció en combate. Entre las tumbas, la chica conoce a Adrien Rivoire (Pierre Niney), un francés que se presenta como el mejor amigo de Frantz.

Imperdible por: La manera en la que Ozon juega con las percepciones y sus personajes para generarte intrigas y llevarte sobre un camino curvilíneo directito hacia un final inimaginable. También te gustará la manera en la que juega con los colores; la cinta es predominantemente en blanco y negro, pero tiene algunas escenas colorídas que te harán sentir en un sueño. 

Punto débil: Aún no se lo encontramos. Quizá no parezca una opción para los fans de la acción, pero incluso a ellos los atrapará con la construcción de los personajes y los enredos en los que éstos se involucran. 

Espera nuestra próxima recomendación aquí. Estamos trabajando en ello. 

Comenta esta nota