"Para mí es una película completamente feminista": Hablamos con Stephanie Sigman sobre 'Anabelle: Creation'

Publicado el día 24 de Agosto del 2017, Por Anaid Ramírez

Sigman nos cuenta cómo fue su cambio de las persecuciones y los vestidos sensuales, hacia una monja.

Aqui va un banner...

Si hay una actriz mexicana que sabe de miedo, esa es Stephanie Sigman. Primero como Laura Guerrero (Miss Bala) y luego como Valeria Valdez (Narcos) aprendió del horror que causa el narcotráfico: “entre los políticos y el crimen organizado ya tenemos bastante”, cuenta la actriz a EMPIRE. Por eso, para ella, “ir al cine a ver una película de terror es la oportunidad de alejarse un poquito de esa realidad”.

Aunque la sonorense no se conforma con “ver” y ahora encarnará ese otro tipo de miedo que ocasionan los eventos paranormales, al ser parte del elenco de Anabelle: Creation (David F. Sandberg). Sin embargo, no fue sólo la experiencia de disfrutar una cinta del género lo que la motivó a ser parte de la secuela de Annabelle, la construcción de los personajes femeninos de la cinta y sobre todo del que ella interpreta, fueron clave para que diera el “sí”.

Al sumarse a este proyecto, Sigman encontró la oportunidad de dar vida a un papel que implicaría un nuevo reto para su carrera. En esta ocasión, la actriz aparece como la hermana Charlotte, una mujer religiosa dedicada al cuidado de seis niñas huérfanas que son auspiciadas por el señor y la señora Mullins. La buena voluntad del matrimonio tiene su origen en un oscuro pasado, el cual se hace presente en forma de una muñeca dispuesta a atormentar a las pequeñas.

Así que la actriz pausó las persecuciones y los vestidos sensuales, los cambió por un hábito bicolor y montones de libros para impartir algunas clases. Y es que Charlotte es una especie de guía y de luz para las niñas que cuida, una faceta que no le conocíamos a Sigman y ella lo reconoce: “es una experiencia totalmente distinta. (...) La película que me dio la oportunidad de explorar a un personaje que tiene mucha fe en Dios y en el bien, y que lleva su vida conforme a lo que predica. Es una figura realmente admirable”.

Para encarnar todo eso y transmitirlo a al audiencia, Sigman hizo mucha investigación y le creó un pasado a Charlotte, pero también tomó de ejemplo las figuras maternas que han sido importantes en su vida; como su madre, su abuela y su tía. “Tengo mucho de dónde sacarlo”, confiesa la actriz, “es gente que pasó por mi vida y que significó eso, una guía o una mano cuando lo necesitaba. Pero sobre todo, son personas que tengo a mi alrededor y que son religiosas, creen en Dios y viven con mucha fe”, explica.