Originales

Rendel: más oscuro que los Moomin